Consejos para mejorar la flexibilidad en nuestro cuerpo

Puesto que sí, las prisas no son buenas para nada, tampoco para progresar la flexibilidad. Sé siendo consciente de que puedes lograr cualquier objetivo que te plantees, tanto en el Yoga como en el resto de tu vida, y que la manera de hacerlo es armándote de paciencia, y siempre y en todo momento continuar cara adelante con tu objetivo claro.

Cuida tus articulaciones y músculos. Comienza tu rutina con estiramientos de bajo impacto y trabaja en una rutina de estiramiento completo. Después, relaja tu rutina con ejercicios de bajo impacto.

No te enfoques en lo malo que tengas y olvides lo bueno, ni del revés. Está bien apreciar prosperar la flexibilidad en las partes que menos tengan, mas lo idóneo es el equilibrio. Trata de repartir los ejercicios de flexibilidad entre las diferentes zonas, asentando lo bueno que tienes y mejorando lo menos bueno.

Por estos motivos, siempre y en todo momento animo a los pupilos a que hagan estiramientos fuera de clase para flexibilizar sus “puntos rígidos”. No obstante, hay 3 secretos sobre la flexibilidad que extrañamente se enseñan en clase, si bien se debería.

Es buena forma de poner en práctica el punto 1 de estos trucos. No te centres en lo malo y no te estresarás, y con paciencia vas a ir viendo de qué forma vas a mejor si lo miras con perspectiva, si ves tu cuerpo como un conjunto.

Cualquier pupilo poco flexible te afirmará, con razón, que cuando eres recio, una gran parte de tu práctica se centra en trabajar esa rigidez anatómico. Mas permíteme decirte que el trabajo y el ahínco merecen la pena, como siempre y en toda circunstancia.

A mayor flexibilidad, menor peligro de lesiones, mejor circulación, mejor funcionamiento del sistema inquieto y, por norma general, más juventud física. La verdad es que la vida es más simple si te puedes poner en cuclillas, hacer una torsión; si llegas a los pies con las manos, o bien si te puedes sentar de forma cómoda en el suelo sin encorvarte ni colapsarte. Aun si tu objetivo es menos físico, y está más on line con la meditación, verificarás que cuando tu cuerpo está abierto, la energía se mueve con más libertad.

Resultaría extraño ver a un hombre muy musculado en la parte superior del cuerpo, y con unas patitas que den pena. ¿Por qué razón? Por la armonía. Busca que en tu cuerpo reine la armonía, efectúa ejercicio en todas y cada una de las unas partes del cuerpo, y vas a estar siguiendo una esencial lección del Yoga. ¡Es importante: Busca el equilibrio y la armonía!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *